Cómo colocarse los lentes de contacto

 

 

Si eres como la mayoría de los usuarios nuevos, colocarse los lentes de contacto probablemente te ponga un poco nervioso. No te preocupes, eso es normal. Pero te sorprenderás de lo fácil que es y de lo rápido que te acostumbrarás a hacerlo.

Cuando desees colocar tus lentes de contacto, asegúrate de estar frente a un espejo con los siguientes elementos a mano:

  • Jabón sin aceite para lavarte las manos
  • Una toalla para secarte las manos: los lentes de contacto pueden adherirse a los dedos mojados

Si usas lentes de contacto reutilizables que deben limpiarse y almacenarse durante la noche, también necesitarás:

Solución para lentes de contacto para limpiarlos y desinfectarlos. No uses jabón para manos ni agua del grifo para limpiar los lentes de contacto.

Recuerda: El agua y los lentes de contacto no se mezclan. Nunca debes limpiar ni guardar tus lentes de contacto en agua.

Sigue estos sencillos pasos para colocar tus lentes de contacto...

1. Siempre lávate y sécate las manos primero.

Lávate siempre las manos con jabón sin aceite para evitar que se formen gérmenes en los lentes de contacto y los ojos. Sécate las manos con una toalla sin pelusas antes de manipular tus lentes de contacto.

2. Coloca suavemente el lente en la punta del dedo índice.

Asegúrate de que el lente se doble hacia arriba, como un tazón. No deberías ver roturas ni rayaduras.

3. Coloca el lente en el ojo.

Coloca el dedo medio de la misma mano cerca de las pestañas inferiores y baja el párpado inferior. Usa el dedo índice o medio de la otra mano para levantar el párpado superior. Coloca eñ lente en el ojo.

4. ¡Todo se hace en un instante!

Libera suavemente los párpados y parpadea. el lente se centrará automáticamente. Si todo se ve y se siente bien, ya está todo listo. Ahora repite con tu segundo lente.

 

Ponerse los lentes de contacto no debería ser físicamente incómodo. Si experimentas algún dolor durante la inserción, es posible que tu lente tenga una partícula de desechos, o que esté rayado o roto. Retira el lente, límpialo y desinféctalo con solución para lentes, e inspecciona cuidadosamente antes de intentarlo de nuevo. Si aún sientes molestias, consults a tu oftalmólogo.

 

Fuente:

Coopervision LatamTomado de https://coopervisionlatam.com/wearers/new-wearer