Cómo quitarse los lentes de contacto

 

 

Al igual que al colocarse los lentes de contacto, quitarse los lentes puede parecer algo poco natural al principio. Pero, al igual que decenas de millones de otros usuarios de lentes, desde niños hasta personas mayores, tendrás éxito con un poco de práctica. Tómate tu tiempo y relájate. Puedes hacerlo.

Ya sea que saques los lentes o te los coloques, siempre debes estar frente a un espejo con los siguientes elementos al alcance de la mano:

  • Jabón sin aceite para lavarte las manos
  • Una toalla para secarte las manos: los lentes de contacto pueden adherirse a los dedos mojados

Si usas lentes de contacto reutilizables que deben limpiarse y almacenarse durante la noche, también necesitarás:

  • Solución para lentes de contacto para limpiarlos y desinfectarlos. No uses jabón para manos ni agua del grifo para limpiar los lentes de contacto.
Recuerda: El agua y los lentes de contacto no se mezclan. Nunca debes limpiar ni guardar tus lentes de contacto en agua.

    Consejo profesional: Haz el hábito de quitarte los lentes de contacto en el mismo orden en que los colocaste para evitar mezclar los lentes izquierdo y derecho.

    Sigue estos pasos sencillos para quitarte los lentes de contacto...

    1. Lávate y sécate las manos.

    Lávate siempre las manos con jabón sin aceite para evitar que se formen gérmenes en los lentes de contacto y los ojos. Sécate las manos con una toalla sin pelusas antes de manipular tus lentes de contacto.

    2. Mira hacia arriba y abre bien los ojos.

    Mantén la cabeza quieta, pero mira hacia arriba con los ojos, desliza el lente hacia la parte inferior (blanca) del ojo con el dedo índice.

    3. Aprieta suavemente.

    Pellizca suavemente el lente entre el pulgar y el índice. Retira el lente. Asegúrate de usar un toque suave para no dañar tu lente.

    4. Deséchalo o límpialo.

    Si usas lentes de contacto desechables diarios, puedes desecharlos en la basura después de quitártelos. Si usas lentes que se usan varias veces antes del reemplazo: quincenal o mensualmente, según el cronograma de reemplazo recomendado por tu profesional de la vista, límpialos y guárdalos de acuerdo con las instrucciones proporcionadas con la solución desinfectante multiuso para lentes. 

    5. Compra tu resposición con tiempo.

    Recuerda que en nuestra tienda online podrás pedir tus lentes contacto de forma fácil, segura y a los mejores precios. No esperes a que su uso expire y programa tu compra con suficiente tiempo, de esta forma estarás cuidando tu salud visual. 

     

    Fuente: Coopervision Latam. Tomado de: https://coopervisionlatam.com/wearers/new-wearer#how-to-take-out-contacts